TCC

Terapia Cognitivo - Conductual


Se basa en el hecho de que la conducta y las emociones de la persona están determinadas por los pensamientos que está teniendo. Es una forma de entender cómo piensa uno acerca de sí mismo, de otras personas y del mundo que le rodea; así como la forma en la que uno piensa y cómo ello afecta a sus comportamientos y sentimientos.

 

La TCC le puede ayudar a entender problemas complejos desglosándolos en partes más pequeñas. Esto le ayuda a ver cómo

estas partes están conectadas entre sí y cómo le afectan. Estas partespueden ser una situación, un problema, un hecho o situación difícil.

 

Esta terapia nos ayuda a observar los pensamientos, las emociones y la conducta, en el aquí y ahora, de tal forma que poco a poco se vayan analizando y descondicionando de los mismos. Así, pensamientos negativos de tipo derrotista, ansioso o depresivo podrán ser comprendidos, manejados y vividos por la persona de forma más adaptativa.

 

" Harás desaparecer tus conflictos cuando los entiendas en su última raíz, no cuando quieras resolverlos "


ACT

Terapia de Aceptación y Compromiso


 

 

El objetivo central de ACT es el de crear una vida rica y significativa, aceptando el dolor que inevitablemente viene con ella.

 

ACT (actuar) es una buena abreviación, ya que esta terapia se orienta a tomar acciones efectivas guiadas por nuestros valores más profundos, en los que estamos totalmente presentes y comprometidos. Es sólo a través de la acción en la que estamos presentes y conectados, donde podemos crear una vida significativa. Por supuesto, al intentar crear esa vida nos vamos a encontrar con toda clase de barreras bajo la forma de indeseadas y displacenteras “experiencias privadas” (pensamientos, imágenes, emociones, sensaciones, impulsos y recuerdos).

Las intervenciones de ACT se focalizan en dos procesos principales:

  • Desarrollar aceptación de experiencias privadas indeseables que están fuera del control personal.
  • Desarrollar compromiso y acción orientada a vivir una vida valiosa.

Se trata de incrementar la toma de consciencia, por parte de la persona, sobre que las estrategias de control emocional son en realidad las responsables de sus problemas y de que, mientras continúen obsesionados con tratar de controlar cómo se sienten, están atrapados en un círculo vicioso que incrementa el sufrimiento.

 

Una vez que se es consciente de esta retroalimentación continua, aprenden a dejar de luchar contra sus experiencias privadas, se abren a ellas sin resistirse como una parte de ellos que está ahí y tiene que ser también aceptada. De esta forma, la energía y el tiempo que gastaron previamente tratando de controlar cómo se sienten, es ahora invertida en realizar acciones efectivas (guiadas por sus valores) para cambiar su vida para mejor.


TC

Terapia de Conducta


El trabajo conductual trata sobre el desaprendizaje del comportamiento desadaptado, ya que se basa en que este tipo de conductas se aprenden y desaprenden de igual manera que cualquier tipo de comportamiento. De esta forma se realiza una evaluación conductual para diseñar las estrategias pertinentes del programa terapeútico individual, muy utilizado y eficaz en niños y adolescentes, así como en conductas disruptivas y trastornos de ansiedad, entre otros. La terapia conductual ha desarrollado múltiples técnicas terapéuticas, entre las que destacan...

  • Desensibilización Sistemática (DS): Con la desensibilización sistemática una persona puede aprender a enfrentarse a objetos y a situaciones que le son particularmente amenazadoras, exponiéndose de forma real o imaginaria a los estímulos que producen una respuesta ansiógena.

Se trata de aprender a relajarse mientras se imaginan escenas que, progresivamente, van provocando mayor ansiedad.

 

“La repetida presentación del estímulo hace que éste pierda progresivamente su capacidad de evocar ansiedad y en consecuencia malestar físico, emocional o cognitivo”

  • Técnicas Operantes: Las técnicas operantes han sido unas de las que se han empleado primero y con mayor frecuencia en modificación de conducta. Implican la disposición ordenada de estímulos antecedentes y consecuentes con objeto de alterar la probabilidad de emisión de una conducta. Se trata de un grupo heterogéneo de procedimientos que pueden utilizarse para mantener o incrementar conductas (ej.: programas de reforzamiento directo, contratos conductuales, economía de fichas, control de estímulos, reglas) para enseñar o establecer conductas nuevas (ej.: encadenamiento, moldeamiento), o bien para eliminarlas o disminuirlas.